Disfrutar de Salta en un Hotel Boutique

Con un estilo propio y característico, los hoteles boutique nos proponen una manera única y diferente de vivir Salta. Nos consideramos afortunadas, porque esta vez salimos a vivir una experiencia diferente, para contarles sobre estos 6 hoteles boutique en la ciudad y sus alrededores.

Al pie del cerro, en la zona residencial de tres cerritos, se encuentra el hotel Kkala. Una casona que mezcla el encanto de lo tradicional con lo artesanal, que nos permite disfrutar de la tranquilidad de la zona y de una de las mejores vistas de la ciudad y los cerros.
Cuenta con diez habitaciones que llevan el nombre de parques nacionales y zonas de la provincia, cada uno con un diseño diferente y que según su tamaño y equipamiento se clasifican en suite, deluxe, superior y clásica.

Nuestro elegido del hotel: la pileta que parece suspendida en el aire, que nos permite disfrutar de una vista panorámica de la ciudad.

En el casco histórico de la ciudad nos encontramos con un hotel con un encanto muy particular, Legado Mítico. Un hotel que ofrece una experiencia boutiquier exclusiva propia del norte argentino. Una casona restaurada con una decoración con muebles de época digna de admirar.

También con habitaciones temáticas, en este hotel descubriremos las figuras míticas y pueblos originarios de la región.

¿Lo más lindo? El balcón de la habitación “El Caudillo”.

A diez minutos de la ciudad de Salta, en la zona de Castellanos, se encuentra Amalinas Hotel. La majestuosidad de la vegetación y los cerros hacen de este hotel un lugar ideal para descansar y alejarse del ruido.

Con habitaciones desde singles hasta familiares, Amalinas ofrece una gran variedad de servicios entre los cuales destacamos su bar y restaurant, con una carta muy completa y la capacidad de realizar eventos en el lugar. Nada más lindo que realizar un festejo con semejante vista y luego disfrutar de una acogedora habitación ahí mismo.

De Castellanos, nos vamos a La Merced Chica, para conocer la casa de Fabrizio y Valentina, dos italianos de Milán que decidieron instalarse en Salta y abrir las puertas de su casa “Finca Valentina”, para brindar una exclusiva atención de buena calidad, donde lo que prevalece es que se desarrolle en un ambiente familiar.

Para destacar, lo que se logra en este hotel, es conocer los sabores tradicionales de Argentina, mezclados con las raíces italianas de esta familia. Imposible resistirse a un jugo de mandarina recién exprimido o un buen capuccino italiano.

Otra vez en el centro, nos topamos con el Hotel Balcón de la Plaza. Ubicado en pleno corazón de la ciudad de Salta, a tan solo 50 metros de la Plaza 9 de Julio esta antigua casona del año 1896 es un tesoro histórico donde la intención es que tengas un viaje placentero con toda la comodidad que este lugar ofrece. Entre sus servicios se encuentran clases de yoga, feldenkrais, y masajes.

A pocas cuadras de la plaza principal, sobre la Plaza Güemes visitamos El Solar de la Plaza, un hotel de estilo neo colonial, muy espacioso, que conjuga la historia de una casona de mediados del siglo pasado con el confort de un hotel de última generación. Nos enamoramos de su patio interno, su living con boisserie y de la luminosidad de sus habitaciones. en el último piso en la terraza se encuenra la piscina y el gimnasio con una vista muy linda del casco histórico.

Esto fue todo por esta vez, ya estaremos visitando nuevos lugares, para deleitarse con el Norte Argentino, que tiene mucho para ofrecer.

Rating: 5