Cachi estrena Bodega: Puna

Festejo cuando surgen nuevos emprendimientos que dan trabajo y revalorizan zonas como los Valles Calchaquíes.

Corría el 2014 cuando la familia Montero decidió adentrarse en el mundo de la viticultura en su finca de Cachi Adentro, al pie del nevado, en medio de un paisaje excepcional.

Aunque compraron estas tierras para descansar y disfrutar del paisaje y del clima soleado y seco, un viaje a España los hizo cambiar de opinión. A su vuelta se contactaron con bodegueros mendocinos, quienes los asesoraron en la compra de los primeros plantines y en otros temas importantes para el desarrollo de su propia bodega. Poco tiempo después conocieron a Luis Asmet, reconocido enólogo del NOA, quien se sumó al proyecto junto al ingeniero agrónomo Luis Peroti.

Los Montero y Asmet encontraron desde el principio un punto en común: España. Los primeros tienen familiares bodegueros allí, quienes sin lugar a dudas inspiraron este proyecto; y Luis lleva más de 13 años elaborando vinos con María Isabel Mijares, la dama del vino española, en Bodegas Calar (Castilla-La Mancha).

Los vinos
Así nacen los vinos de Puna, “con dos perfiles muy marcados: una primera línea comercial, diseñada pensando en el mercado joven y en la participación más activa del consumo de vinos por parte de la mujer; y una segunda línea clásica, de alta gama, que aún no ha salido porque pasará por barrica más tiempo”, explica Luis.

En su primera cosecha obtuvieron 12.000 botellas de Malbec (añada 2017), 8.000 de Torrontés y 500 de Torrontés Dulce Natural. Para la segunda cosecha se proyectan 40.000 unidades y, así, seguirán creciendo hasta alcanzar la capacidad máxima de producción de la bodega que son 150.000 botellas.

“Más adelante queremos exportar. Ahora estamos trabajando fuerte para posicionar nuestro vino en el mercado interno, ¡y hemos tenido muy buena aceptación en Chaco, Formosa, Buenos Aires, Tucumán y Salta”, comenta entusiasmada Carla Montero.

Las cepas
A una altura de 2600 metros sobre el nivel del mar y con una amplitud térmica de 20 grados, las cepas cultivadas son Malbec, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Tempranillo y Torrontés. De sus 28 hectáreas, 12 ya están actualmente implantadas.

Inversión en tecnología
A las excelentes condiciones del lugar, los Montero sumaron una gran inversión de $65 millones, para construir una bodega con tecnología de punta que les permite elaborar vinos de excelente calidad.

Y continúan las novedades
En julio de este año Puna inaugurará su restaurante, con un centro donde los visitantes podrán degustar sus vinos, comprarlos y conocer la historia del lugar y de sus pobladores. También habrá un espacio dedicado al arte. Hoy, aunque no están las instalaciones del todo terminadas, ya se puede recorrer el lugar y disfrutar sus vinos cautivados por este pintoresco paisaje.
Más información: