LA NUEVA AÑADA DE “EL PORVENIR”

El Porvenir de Cayafate, bodega de familia, presenta en el mercado la nueva añada de “El Porvenir”, un blend formado por 4 variedades tintas representativas del Valle de Cafayate: Malbec 60%, Cabernet Sauvignon 30%, Tannat 7% y Petit Verdot 3%. Se trata del vino ícono de la bodega, cuyo corte y composición cambia año a año para lograr un vino de cualidades sobresalientes. Por eso, “El Porvenir” sólo se embotella cuando su estándar de calidad es tan elevado que el equipo técnico de la bodega -bajo la dirección de Lucía Romero Marcuzzi y con elasesoramiento de Paul Hobbs, reconocido winemaker americano, decide que está a la altura de ser su referencia en la más alta gama. Así, luego de un exhaustivo proceso de cata de cada una de las barricas seleccionadas se eligen las mejores variedades para componer este assemblage. Sólo 9.000 botellas integran esta cosecha 2013 que saldrá a la venta a un precio sugerido de: $815.-

“El Porvenir es un corte que se modifica cada año, ya que buscamos elegir los mejores vinos de cada cosecha para que integren este vino ícono. Las parcelas de donde provienen las uvas son especialmente seleccionadas y tienen un trabajo específico durante todo el año para obtener un rendimiento menor por hectárea”- revela el Ing. Agrónomo Santiago Bugallo.

La bodega -que elabora escasas partidas de vinos de alta calidad- cuenta con fincas a 1.750 msnm ubicadas en el Valle de Cafayate, un terroir único por su clima extremo y su marcada amplitud térmica, consecuencia de la altura. Su Directora,Lucía Romero Marcuzzi reflexiona sobre la filosofía detrás de su vino ícono: “El Porvenir es el lujo de poder mirar a largo plazo. Es crear un vino que nos trascienda, que marque el camino a próximas generaciones y que exprese en su forma más pura y noble nuestra idea de llevar a Cafayate a lo más alto”.

“El Porvenir” pasa 20 meses en barricas nuevas de roble francés y americano y por su estructura tiene un potencial de guarda de hasta 15 años.

“Es un vino de color rojo rubí con centro de copa en tonos negros. En sus aromas se perciben frutos rojos y negros maduros como frambuesa y guinda, también aparecen notas a ciruelas, cassis e higos secos. La madera está presente aportando delicadas notas de vainilla, ahumado y moca. En boca presenta buena entrada con personalidad. La acidez va dejando lugar a los marcados taninos que están firmes y dulces. Es un vino con un final largo y persistente”-afirma Mariano Quiroga Adamo, su enólogo.

Desde el año 2010 el reconocido wine maker americano Paul Hobbs acompaña a El Porvenir de Cafayate aportando su experiencia y perfil internacional con el fin de potenciar el terroir salteño.