Colomé sigue invirtiendo en Salta

Hace unos días visitó Argentina el presidente & CEO de Grupo Colomé Christoph Jakob Ehrbar, quien anunció una inversión de $ 30 millones en Salta.

En una tarde fría, tuve el placer de conocerlo. Poco a poco, escuchando sus relatos y vivencias, casi que pude ver los cerros, los viñedos, la gente… de este rinconcito de Salta en Los Valles Calchaquíes, donde están los viñedos más altos del mundo. Christoph, suizo de 41 años vivió dos años en la Estancia. Y eso se nota. Sabe perfectamente de lo que habla y lo hace con muchísima pasión.

En esas tierras Christoph, conoció, a su esposa, y empezó su familia. “Casi que puedo decir que mi hija es salteña porque mi mujer quedó embarazada aquí”,bromea. Vivir allí marcó un antes y un después en su vida. Un punto de inflexión que lo cambió para siempre: “Amo el paisaje tan característico y tan distinto al resto del mundo. Conozco muchos lugares muy bellos y viví en grandes ciudades. Después de vivir en Colomé me di cuenta de que no quería vivir en una ciudad grande. Ahora vivo en las montañas suizas”.


Reapertura de Estancia Colomé (hotel)

La estancia, que estuvo cerrada por seis años, reabrió sus puertas y cuenta que en ese momento sintió que habían vuelto en todo su esplendor. “Colomé is alive” (Colomé está viva), expresa cargado de emoción. La estancia para mi es… -hace una pausa, piensa, y elige una frase de Oscar Wilde para describirla-: “Si esto es el paraíso estoy listo para morir”. Y continúa: “Estoy seguro de que quienes la conozcan van a pensar lo mismo. Si bien la actividad principal son los viñedos y el vino, Colomé es un lugar y, además, una experiencia. Si vas a Colomé vas a poder vivir y respirar esa experiencia. Por eso, fue tan importante su reapertura. Ajustamos algunas cosas, para que sea más accesible, queríamos que mayor cantidad de huéspedes puedan visitarla”.


La magia de la luz

Uno de sus lugares favoritos de la finca es el museo James Turrell, afamado artista californiano que trabaja con los espacios, su luz, y las experiencias sensoriales. “Mi rincón favorito es un cuarto que se llama ‘sky space’- cuenta mientras me muestra las fotos en su celular-. El cuarto no tiene techo y se combina la luz del espacio con la luz natural, provocando un contraste y un juego de luces. La gente se acuesta en el piso para poder apreciarlo. Esto se produce en el atardecer”.

Las inversiones
“La compañía ya está consolidada y armada. Ahora nos enfocamos en comunicar dónde estamos, quiénes somos y qué hacemos. También vamos a invertir en una máquina selectora de uvas para elevar la calidad del vino. Y la tercera inversión es en Cafayate, en la bodega Amalaya. Allí vamos a construir un centro de visitas para que puedan probar nuestros vinos. Es un lugar donde se puede ver el atardecer y pasar un rato agradable. Tiene una vista privilegiada a los viñedos, al valle, al pueblo. Ya lo empezamos a construir en mayo”, aclara.

Colomé y su gente
Este enamorado de Salta continúa describiendo sus experiencias y yo viajo con él a este rincón de los Altos Valles Calchaquíes. “La gente es muy amable y amigable. Me encantaron los grandes asados que se arman con todos los empleados. Ellos son muy agradecidos de poder trabajar ahí y están orgullosos de ello. Nos importa mucho que nuestra gente esté bien, los ayudamos en todo lo que se pueda. Construimos una Iglesia y un centro comunitario, respetando su cultura”, aclara.


Salta, lugar privilegiado

Christoph habla sobre el potencial de Salta y todas sus virtudes y afirma: “Es uno de los lugares más increíbles de todo el país. Es muy diferente al resto. Patagonia, para mi, es como estar en casa. Salta, sus paisajes, colores, el camino de Colomé a Cafayate, la Quebrada de las Flechas es algo fuera de este mundo. Por eso sorprende que si uno habla con 10 argentinos, 8 nunca fueron a Salta y dos quizás ni sepan adonde queda. Salta tiene tanto para ofrecer, tiene las mejores empanadas, el mejor vino, el locro, las humitas. Tiene la hojs de coca -ríe-. No por nada le dicen Salta, la linda”. “¿Qué es lo único que le falta?”, se pregunta y responde: “Salta necesita venderse, promocionarse de manera más agresiva como destino turístico, qué sepan lo que tiene para ofrecer”.



Su vino favorito

Ya casi al final de la cálida charla, le pregunto sobre su vino favorito: “Soy un amante del vino. Los colecciono, tengo muchísimos en casa. Y siempre compro. Mi mujer me dice: ‘no vas a tener tiempo de tomar todo eso´’. Es una gran pasión esta industria. Hoy mi vino preferido del portfolio es lote especial El Arenal, un Malbec increíble que para mi tiene todo lo que se necesita: carácter, estructura, frescura e intensidad”.
Su momento favorito para disfrutarlo es a la hora de la cena, en compañía. “No me gusta tomarlo solo. El vino es algo que me encanta compartir.
La entrevista llega a su fin, y Christoph elige un Colomé, Lote especial, Syrah para obsequiarme. Con vino en mano y feliz de haber conocido más acerca del universo Colomé y de nuestra Salta, vuelvo al frio de la nochecita invernal de Buenos Aires. Clima ideal para destapar ese Syrah y brindar por el crecimiento de estas bodegas, por sus inversiones en suelo argentino y por la linda charla con un suizo enamorado de nuestra provincia norteña. ¡Salud!
Texto: María Alvarado, colaboradora de Estilo DV.

Rating: 5